Las principales fuentes de financiamiento

La cruda realidad es que la mayoría de nosotros no podemos disponer de todo el dinero que queramos cuando lo queramos. Muchos no nos podemos permitir el lujo de tener grandes ahorros ni venimos de familias acomodadas con un gran colchón para financiar cualquier gasto o proyecto que se nos presente.

Dejando a un lado estos pocos afortunados, el resto de los mortales nos vemos obligados a recurrir a préstamos cuando necesitamos dinero: puede que sea un pequeño proyecto, una reforma, un cambio de televisor, un viaje, la compra de una casa o de un coche. Todos en nuestra vida nos hemos visto obligados a recurrir a financiamiento para uno u otro propósito.

¿Qué tipos de financiamiento existen?

Lo cierto es que cada una de las fuentes de financiamiento cuenta con sus puntos fuertes y sus puntos débiles y están pensadas para satisfacer propósitos distintos. Precisamente por esta razón, existen una gran cantidad de recursos de financiamiento que podemos utilizar llegado el momento. Estos son las más habituales: