¿Cuáles son los préstamos más baratos?

Llegado el momento de pedir un préstamo, el precio que deberemos pagar para poder disponer de ese dinero en nuestra cuenta corriente es una de las mayores preocupaciones de los usuarios. Al fin y al cabo, las entidades financieras que conceden préstamos y créditos son empresas, y como cualquier otro negocio, necesitan ganar dinero con los productos que ofrecen.

En el caso de los préstamos, lo consiguen a través de las comisiones y los intereses. Es decir, que un crédito sea más o menos barato, estará ligado al porcentaje de intereses que deberemos pagar por solicitarlo.

De esta forma, si por pedir un crédito de 500€, deberemos pagar 20€ de intereses en una entidad y 30€ en otra, en el primer caso estaríamos hablando de un préstamo más barato, ya que el porcentaje de ganancia para la entidad en cuestión es menor.

No obstante, aunque los intereses tradicionales son la variable que solemos tener más en cuenta a la hora de terminar el precio de un préstamo, existen otras métricas muy importantes:

¿Cuáles son los principales intereses y comisiones de un préstamo?

¿Cómo escoger el préstamo más barato?

En primer lugar, hay que tener una cosa muy clara, y es que no todos los créditos son igual de caros o baratos. Según su propia naturaleza, los intereses serán mayores o menores. De esta forma, podríamos ordenar cada tipo de préstamo en función de sus intereses y comisiones:

Como verás, aunque el tipo de crédito más barato sean las hipotecas, no podremos recurrir a esta fuente de financiación en todos los casos. Cuando se trata de un préstamo personal, lo más económico es decantarse por los préstamos personales bancarios ya que son los que tienen menos intereses. Sin embargo, estos no son tan rápidos y cómodos como los préstamos rápidos.

Si nos decantamos por los préstamos rápidos, un buen truco para asegurarnos de que estamos contratando el préstamo más barato, es utilizar un comparador de préstamos que nos proporcionará un cuadro-resumen de los tipos de créditos y préstamos más económicos.